Páginas

sábado, 24 de diciembre de 2016

FELIZ NAVIDAD 2017


Brindemos por una Navidad llena de momentos inolvidables y que el año 2017 sea el escenario para el cumplimiento de nuestros sueños y proyectos!

Mil gracias por seguir estando ahí! Feliz Navidad y Muy Feliz Año Nuevo a todos!!!

Cristina

miércoles, 2 de noviembre de 2016

BASTIMENTS - 2881m

El Pic de Bastiments o Puig de Bastiments se encuentra en el Ripollés, que separa el Circo de Ulldeter del Circo de Bassibers, el lado nord-este catalan, es conocido como el Pic del Gegant. Esta situado en el término municipal de Setcases, Queralbs y Fontpedrosa.

Es una montaña, que pese a su altura, su ascensión es relativamente fácil e ideal para hacerla con niños, acostumbrados a caminar. También, es una montaña, que no tiene ninguna dificultad para las personas con vértigo, como yo.


Dejamos el coche en el párquing de la estación de esquí de Vallter y desde allí, subimos por lo que serian las pistas de esquí, hasta el Mirador de la Costa Brava. En este punto, hay una bonita vista de l'entorno, Gra de Fajol, Gra de Fajol Petit, el Bastiments....y en días claros, que no fue el caso, incluso se avista la bahía de Rosas en el Alt Empordà. Hay que decir, que esta primera ascensión, destroza las piernas... Para los muy vagos, se puede subir este primer tramo, con el telesilla, pero yo os animaría a hacerlo a pie, ya que si estamos acostumbrados a caminar, se puede hacer tranquilamente.


Siguiendo nuestro camino para la ascensión, pasamos por un pequeño montículo de piedras de donde sale un pequeño chorro de agua, como si se tratara de una fuente, pues este punto, es el Nacimiento del río Ter.


Seguimos por una cuesta sin mucha dificultad y llegamos al Coll de la Marrana situado a 2.530 m. Separa los valles del Freser y del Ter.  Desde este punto podríamos ir hacia la Vall de Núria, el Pic de les 9 Creus, y además tenemos la impresionante vista de la estación de Vallter desde arriba, Bastiments a un lado y Gra de Fajol al otro. Ya queda muy poco para llegar a la cima.

Coll de la Marrana dirección a Bastiments

Vistas hacia Núria
Seguimos el sendero hacia arriba, es fácilmente identificable ya que parece una avenida repleta de gente que sube y baja.

Vistas de el Coll de la Marrana, Gra de Fajol y Gra de Fajol Petit desde Bastiments







Último tramo de ascensión! No es difícil pero si cansado ya que es bastante vertical y el tramo ya hecho no ha cargado las piernas. Aun así, y por más que en algún momento penséis en abandonar, os animo a continuar, la llegada merece la pena. 
Las vistas son espectaculares!!!!




Y para el descenso podéis escoger la ruta que dirige al antiguo refugio de Ulldeter y así veis sus restos aún en pie.

El Chalet-Refugio de Ulldeter







                                                 Los resto de este refugio pertenecen al municipio de Setcases.

A iniciativa del Sr. César August Torras, entonces presidente del Club Excursionista de Catalunya, tomo forma la idea de construir una red de albergues en alta montaña, empezando por Ulldeter. 

En mayo de 1907, junto con los vecinos de Setcases, el arquitecto Jacint Martorell y un paleta, el Sr. Pagés de Camprodón, se decide su ubicación por ser la más adecuada por su cercanía al Bastiments, Gra de Fajol, Pic de la Dona y el acceso a los valles de Núria o Carançà.

Como los terrenos pertenecían al Estado, se pidió mediante instancia su permiso para construir el refugio, que se consiguió en julio de 1907. 

El 25 de julio de 1909 se inauguró el refugio; tenía una planta baja de 160 m2 y dos pisos, un sala-comedor, cocina, baño y dormitorios para unas veinte camas. La base de la construcción era de mampostería y los cimientos de bigas de hierro. La Sociedad General de Asfaltos y Cementos Portland, de la Pobla de Lillet, donó 200 quintares de cemento para el proyecto. El resto del material, excepto la piedra, se subía desde Camprodon con mulas. Construido con estilo novecentista, se mantuvo en pie hasta la Guerra Civil que quedó abandonado, y más tarde fue dinamitado por los franquistas para que no se refugiaran los maquis.

Actualmente, solo queda unas piedras  y un trozo de muro con una placa conmemorativa.  
Refugio de Ulldeter actual (Foto de Google)
El 29 de junio de 1959, se construyó el nuevo refugio de Ulldeter situado a 2221 m, más cerca de la carretera de Vallter. Desde el albergue al Coll de la Marrana, se tarda unos 45 minutos caminado. 

Del albergue a la Vall de Núria, unas 5 horas. A Setcases, 3 horas. Al refugio de Coma de vaca, 3 horas y al refugio de Costabona, 4:30h. 

Os animáis? No os olvidéis de comentar vuestra experiencia, me gusta saber si os ha servido de ayuda o conocéis una ruta mejor.

lunes, 31 de octubre de 2016

25 TROFEU VILA DE PALAMÓS - REGATA SOLIDÀRIA




Como en las pasadas ediciones, 23 y 24, he podido volver a disfrutar de este trofeo solidario realizando el reportaje gráfico, para el Club de Vela Palamós.


Con un total de 90 regatistas participando en las modalidades de Europa, Laser y Laser4.7 se ha disfrutado de un fin de semana espectacular en la bahía de Palamós. Además de, como regata solidaria, conseguir recoger unos 50 quilos de comida para el Banco de Alimentos de Palamós. 




La anécdota de la edición la ofrecieron cuatro delfines que cruzaron el campo de regatas dejándonos preciosas imágenes como esta.




Si deseáis ver el reportaje completo de la regata: https://www.facebook.com/CristinaClaraFotografia


lunes, 10 de octubre de 2016

CASTELL BY NIGHT

Castell y su poblado ibérico me fascinan. Situación privilegiada y casi por completo virgen, os he hablado de él en un par de ocasiones: CASTELL y en El poblado indiketa de Castell.

Esta vez no os voy a contar ninguna historia, solo os voy a enseñar el mismo espacio pero de noche. Más mágico si cabe. 


Llegué un poco tarde, pero aún la pude ver, si...la Vía Láctea. No sabéis lo que impresiona verla a simple vista. Y ver un cielo taaan lleno de estrellas. 

Entrada principal
El silencio te obliga a hablar en voz baja, y el único sonido que se oye es el rumor del mar. Este otro día llegamos con luna llena, una luna espectacular que nos iluminó el camino sin necesidad de ir con frontal. Os aconsejo que si vais, utilicéis uno ya que el camino está lleno de piedras y raíces que te hacen tropezar continuamente y aunque hay tramos con vallas, se encuentra en una colina rodeada de acantilados. 

Es por ello que su situación era tan perfecta; vista sobre la bahía para vigilar las invasiones por mar, vista a  interior para las posibles invasiones por tierra y cerca de Emporium, que benefició a la zona al hacerla zona de paso para la comercialización. 
Restos del poblado
Este yacimiento fue descubierto en 1935 por Luís Barceló i Bou, conservador del Museo Cau de la Costa Brava. Realizó las primeras excavaciones entre 1935 y 1936, previa autorización del propietario de los terrenos, el pintor J. Mª Sert, del que ya os he hablado en El estudio de Sert, que compró estos terrenos con el dinero que ganó con la decoración del hotel Waldorf Astoria de Nueva York. 
Panorámica del poblado
Las siguientes excavaciones se llevaron a cabo en los años 1943 y 1949 por los arqueólogos MIquel Oliva y Francesc Riuró, financiadas por el nuevo propietario de los terrenos Albert Puig Palau, propietario a su vez, del Mas Juny. En 1980, quedó abandonada la excavación y solo se limpio de maleza y acondicionamiento de las ruinas. 

En 1996 fue declarado Bien Cultural de Interés Nacional por la Generalitat de Catalunya.

Forma parte de la ruta de los íberos en Catalunya.  

viernes, 5 de agosto de 2016

EL BENSU

Fotografía de Google
Recordaba vagamente la imagen de un gran barco encallado a escasos metros de la playa, como si se tratara de una atracción turística. Era muy pequeña, tenía 4 años, y a menudo, hacíamos el paseo desde casa hasta "ver el barco".  Lo curioso es que no recuerdo su despiece, como si un buen día me lo hubieran quitado de en medio y ni siquiera echarlo de menos. Pero eso sí, siempre cuando llego a la punta del paseo, la playa de Es Monestir, recuerdo el gran barco encallado, oxidado y rompiéndose con las olas que le golpeaban, El Bensu. 
Fotografía de Google
Hace unos días, hablando con mi hermano, le pregunto si el recuerda que delante de la Riera Aubi hubo un barco encallado, y casualidades de la vida, él entonces tenía 17 años, recuerda como embarrancó e incluso estuvo ayudando a ponerse a salvo a las más de 20 personas que iban a bordo. Y me cuenta que en la misma playa y dónde estuvo encallado, descansan sus restos a día de hoy, sin que casi nadie lo sepa, a escasos metros de la playa y de la superficie. Por si fuera poca la sorpresa, días después encuentro un reportaje de Paulí Martín en el blog de Gabriel Martín Roig, con la historia de El Bensu. 

A continuación os haré un resumen de ella con algunas fotos que he encontrado por Internet, y al final del escrito, o cuelgo un vídeo que he realizado con una GoPro este mes de julio. 

El Bensu, un barco construido en 1954 con 96 metros de eslora y un peso de 6000 toneladas, se encontraba atracado esperando entrar a puerto para recoger unas mercancías y después de salir otro buque, el práctico avisó al capitán del Bensu de que podía iniciar su maniobra. El capitán se vio sorprendido por un golpe de viento que arrastró el buque hasta unas rocas cercanas a la playa, destrozando la quilla de barco, el sistema eléctrico, inundando las bodegas y dejando muy afectada la sala de máquinas. Era el 4 de enero de 1979. 

Las primeras en salir del barco fueron la mujer y la hija del capitán de dos años, así como el primer oficial, que con una pequeña barca de remos, los vecinos Joan Martí Brull y Jordi Garreta se arriesgaron pese al temporal a llevarlos a tierra. Una vez que este aflojó, el resto de la tripulacion también fue evacuado. Por todo esto, fueron condecorados en la Casa del Mar con la Medalla de Salvamento, además de estos dos, Eugeni Soler, Pere Baró, J.Felip Ramírez, Miquel Urra, JoanBaeza, Joan Gómez, Adrià Martí, Manuel Ibáñez, Jordi Rocafort, Jordi Casagran, Daniel Ferrer y Santiago Quintana.

El Hotel Costa Brava les ofreció alojamiento hasta que regresaron a Galicia y el País Vasco.  

El barco iba cargado de material de construcción, cartón y jueguetes, y aunque no hubo que lamentar pérdidas humanas si que la mayoría de la carga quedó estropeada, eso si, los jueguetes que fueron llegando a la playa lanzados por las olas, hicieron felices a muchos niños la noche de Reyes.

Al cabo de unos días, llegó el armador gallego para evaluar los daños y pasar el parte a la aseguradora, e intentar reflotar el barco, recoger los restos de mercancía que le quedaban dentro y ver los desperfectos.  Poco después de su inspección, vieron que la suma era inasumible por la aseguradora, y se decidió desmontar la nave. 

Hasta finales de mayo no empezaron los trabajos de rescate de las mercancías cosa que preocupó al sector hotelero porqué no afectara al turismo en la zona, pero nada más lejos, el Bensu casi era un reclamo. En noviembre del mismo año, y después de algunos accidentes por parte de algunos curiosos que se subieron a la embarcación, empezaron las obras de despiece que se alargaron hasta el mes de abril de 1980, aunque fue el 12 de junio que se procedió a volar los últimos restos. 

La última actuación fue el 24 de abril de 1982 cuando una nave de la armada española, el ASO1 Poseidón, hizo explosionar pequeñas cargas para hacer desapareces los restos del Bensu. Un trabajo que tres años después de su accidente llegaba a su fin, creando un gasto para el Ayuntamiento, que tubo que asumir los trabajos de la nave de la armada y limpiar el fondo marino de la basura generada. 

Como anécdota os cuento, además de la tripulación, también se salvo a un pastor alemán y dos canarios. Del perro se hizo cargo una familia de Palafrugell, que le puso de nombre Bensu. Y como no podía ser de otra manera, hubo quién le supo sacar partido a tener un barco tan cerca. El director de cine Josep Antoni Salgot, filmó una escena en la playa con el barco de fondo, para la película Mater amatísima, protagonizada por Victoria Abril y Julito de la Cruz, presentada en el Festival de CAnnes del año 1980 y estrenada en Girona en el 1981. 
















Espero que os guste el vídeo! 



video

domingo, 5 de junio de 2016

Cuando la primavera llegó al Montseny...


Como ya sabéis visito el Montseny varias veces al año, podéis ver mis entradas anteriores: Sta. Fe del Montseny; Un paseo por el Montseny e incluso, la historia de la avioneta. En ninguna de las ocasiones anteriores, lo había encontrado tan bonito, con un verde casi fluorescente y tanta agua en el lago. 

Por eso, por la mágico que lo encontré en mi última visita, os transcribo una leyenda que he encontrado y espero que os guste. Podéis encontrar más información del Montseny en la web que yo encontré la leyenda y acompaño con las fotos de esta visita, cuando llegó la primavera al Montseny.  

Espero vuestros comentarios! 

LA MUJER DE AGUA DE GUALBA

Érase una vez en Can Prat, había un amo poderoso que gobernaba con inteligencia tierras y rebaños. Todo el mundo sabe, por todo el Montseny, que Can Prat, es una casa antigua que tienen más de quinientas cuarteras de bosque y ciento noventa de tierra y prados. En aquella época además, le habían censos de dominio doce masías pequeñas, y en toda la montaña poseía un total de siete renteros habitados por buena gente. 

Al dueño de Can Prat, a veces, se le antojaba camiar por los robledales. Conocía el significado del viento al rozas con la copa de los chopos. 

Al atardecer oía los ladridos de los perros entre los alcornoques y las encinas, o el tilín del ganado que va hacia el cercado. Era un hombre que gustaba de caminar por la montaña; a menudo se le hacía de noche lejos de los dos cerros que alindaban su propiedad y seguía subiendo montaña arriba hasta los alrededores de la Vall de Santa Fe. 
Un día, en uno de estos paseos de atardecer, llegó a orillas del Gorg Negre, ahí donde las aguas son profundas, cuando ya era medianoche de un plenilunio total. La hoya estaba quieta y exánime. Ni un susurro animal. Ni una centella que no fuera el esplendor del astro nocturno que la llenaba. Había algo de pesaroso y extraño y, con un poco de cansancio en las piernas, se sentó al lado del agua, sobre una piedra inclinada. 

Entonces, de manera confusa y después nítida, apareció medio sumergida la figura de una mujer desnuda que, lenta  ensimismada, se peinaba la melena, rubia como el oro. El dueño de Can Prat, no había visto nunca una perfección semejante, tampoco hay palabra para describirla. 

Lentamente la mujer, con los brazo levantados, se peinaba mientras, bajito, iba cantando no sé qué huraña melodía. Y los ojos, verdísimos, suaves y dóciles, lejano como si todavía pudieran ver al final del bosque un país de seguras y perfectas formas.

De repente, la mujer lo miró fijamente y, en aquel preciso instante, él comprendió que ya la amaba como nunca había amado a nadie y que su destino quedaba unido al de ella sin remedio.  

Preguntó como se llamaba la mujer, pero ella, sin dejar de mirarlo, no contestó. Y dice la leyenda que, durante un buen rato, el dueño le iba haciendo preguntas y ella tan sólo lo observaba con sus ojos esmeralda sin articular palabra, pero al final, llegó un momento que tímida y tranquila, explicó que era doncella de río, no mortal, pero tampoco inmortal y que obedecía una ley de vida y costumbres muy diferentes a las de los humanos; que su abrazo en aquel lugar profundo era peligroso porque acostumbraba a ahogar a los hombres que en el plenilunio querían conseguirla. También se cuenta que la voz de la mujer vibraba como el sonido de una campana marina y que su acento recodaba modulaciones de otro mundo, quizá de aquel que algunos han conocido en una existencia feliz y primitiva.

Fueron palabras de amor lo de aquella noche singular. El hombre, prisionero del lugar y de la hora, pidió a la ninfa con insistencia, que aceptara se su esposa y le ofreció compartir su casa, la tierra y la riqueza que el tenía por toda la región. Ella, pero tenia miedo de dejar la soñolienta protección del lugar donde había sido engendrada y aventurarse en una nueva vida que desconocía totalmente. Había oído hablar de la inconstancia de los humanos, de sus desequilibrios y rudeza, de la codicia alborotada. 

Pero aún así, aquella mujer también estaba cansada de la fría certitud de su medio vital y, por otro lado, sabía que el hombre robusto que tenía ante sus ojos le gustaba mucho. Así que decidió esposarse con la única promesa que fue confirmada y jurada allí mismo, jamás de los jamases, bajo ninguna circunstancia ni razón, él le recordaría, ni en público ni en privado, el origen fluvial del que ella dimanaba ni tampoco se mofaría con palabras ni expresiones que la concernieran.

Y así, la mujer de agua se convirtió en señora y ama de Can Prat.

Así que un mal día, cuando el dueño de Can Prat y su mujer medían una buena tierra que debía se preparada , empezaron a discutir sobre el cultivo que allí sería más adecuado. Mientras él creía que seria bueno sembrar trigo ella opinaba que sería mejor maíz. La discusión fue subiendo de tono hasta que en un momento de enfado, el señor olvidando su promesa, le recriminó que iba a saber ella proviniendo del agua del río. Lo acababa de decir y ya se estaba arrepintiendo pero el mal ya estaba hecho.

La mujer al oír las palabras prohibidas, huyó rápidamente hacia el Gorg Negre y desapareció. El dueño de Can Prat nunca más volvió a ver a su mujer. Cuentan que eran muchas las veces las que se dirigía a la hoya y la llamaba, que hizo sortilegios y promesa a las divinidades que gobiernan el lugar, sin ningún resultado. 

También explican que la mujer, cuando el año, invadido por aquella postración no podía darse cuenta, entraba con cautela en la masía, iba a la habitación de sus hijos y los acariciaba y besaba dulcemente y les cantaba una canción antes de irse, dejando caer unas lágrimas brillantes sobre la mesa. Lágrimas que a la mañana siguiente, se convertían en rarísimas perlas que el dueño de Can Prat, recogía sin saber su origen. Así fue como la tragedia, enriqueció la casa aún más, durante mucho tiempo.
   

lunes, 9 de mayo de 2016

MOONEY M20K G-GTPL, la historia de la avioneta del Montseny


El 27 de marzo de 2000, con unas condiciones climatológicas adecuadas para volar, a las 8:32h salía del aeropuerto San Javier de Murcia, una avioneta modelo MOONEY M20K y matrícula G-GTPL, con un pasajero británico de 71 años, el piloto, con destino al aeropuerto de Perpiñan. El vuelo no revestía ninguna dificultad y debía durar unas dos horas y media.
Cuando se encontraba atravesando el Parque Natural del Montseny, las condiciones meteorológicas empeoraron. Nieve, lluvia y fuertes vientos complicaron el vuelo al piloto británico y su destino. 

Sobre las 10:32 el piloto, dio parte al aeródromo de Sabadell de su situación y avisó de que iba a descender para mantener el contacto visual con el terreno.

A las 11h el aeropuerto de Perpiñan dio la voz de alarma al no haber llegado la nave. 



Según el informe técnico de la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil, el accidente ocurrió sobre las 10:40. Se cree que el piloto al descender 3500 pies, no pudo remontar, y chocó con las copas de los árboles, perdiendo el control y finalizando su trayecto donde hoy sigue situada y abandonada, a unos 3.117 pies, en el Parque Natural del Montseny, en el municipio de Gualba (Barcelona). 

La avioneta quedó destrozada y el piloto resultó muerto. 











A la mañana siguiente consiguieron localizarlos.

martes, 12 de abril de 2016

Rupit, encanto medieval en el Collsacabra

Panorámica de Rupit
Rupit es un pueblo de la comarca de Osona, que junto con Pruit, forman un municipio. Uno de esos pueblos con mucho encanto, de origen medieval que fue creciendo sobre la roca y que forman parte del risco del Collsacabra. Merece la pena visitarlo, mejor si puedes ir entre semana que en fin de semana. Llegan incluso autobuses con turistas....

Durante los siglos XV i XVII Rupit fue un pueblo muy importante por la cantidad de artesanos que vivían en él. La prueba de esto se puede ver en los dinteles de los portales que aún se mantienen en muchas de las casas. 
Puente colgantes
Para acceder al núcleo del pueblo, se puede hacer de diversas maneras. Desde el párking de la entrada, cruzamos un pequeño puente de obra y a mano izquierda encontramos la forma más tradicional, cruzar su puente colgante. Construido en 1945 por los artesanos Francesc y Pere Rovira, que eran herreros, Santi Vila, albañil y Joaquin Marsal, fondista. El objetivo de este puente fue salvar el foso que rodea la población de Rupit y así unir los dos lagos el pueblo, un atractivo más para los visitantes ya que no pueden pasar más de 15 personas cada vez y hay que ir haciendo turnos. 
Foso que rodea Rupit

Si tienes vértigo o necesitas de una ruta adaptada, puedes pedir un plano en la oficina de turismo que muy amablemente te explicaran que calles tienes escaleras o rampas muy pronunciadas y que alternativas hay. Saliendo desde la misma oficina, cogemos la calle que hay justo detras de ella y siguiendo el mapa con los puntos de interés, empezaremos viendo un molino harinero del s. XVII que estubo activo hasta el año 1962.
Molino D'en Marandes

Acceso a la plaza dels Cavallers desde la c/ del Fossar

Restos del Castillo de Rupit
Siguiendo la calle llegaremos  a la plaza del Cavallers, dejando a un lado la calle del Fossar (una estrecha y empinada calle, con muchos escalones tallados en la misma roca) el nombre de la cual proviene de un antiguo cementerio que hubo aquí. Veremos muchas casas que estan construidas en la misma montaña de roca. En esta plaza, podemos ver los restos de una torre que fue el antiguo Castillo de Rupit, sitio de reuniones construido entorno al año 1000 sustituyendo el Castillo de Fàbregues. El primer documento que se encuentra fecha del año 1040, momento en el que este castillo formava parte del Casa de Cardona. Por su situación estratégica este castillo seguramente existia en la época visigótica. A su alrededor, se fueron construyendo casas que aún hoy estan en pie. 

Casas construidas en la misma roca
Otro de los lugares que encontramos y que es frecuente ver fotografías cuando buscamos Rupit, es la plaza mayor con una casa con un balcón muy curioso y la iglesia de St. Miquel (edificio de estilo barroco con elementos neoclásicos, que podemos ver su campanario desde cualquier punto alzado del pueblo. 

La Herrería
Muchos son los portales que llaman la atención en Rupit, pero el que me a mi la llamó, es justamente la antigua herrería. Por su singularidad, ha merecido ser reproducido en el Poble Español de Barcelona. Su origen fecha del 1711 en que un segundón de la masia Rovira de Pruit se estableció de herrero, actividad que hasta hace muy poco se continuó. Podemos encontrarlos en la C/ Barbacana, 8.

Al lado de la oficina de turismo, encontraréis una panadería Forn L'Era Nova, no os olvidéis de comprar algunos de sus dulces para el paseo. Por las calles del centro veréis varias tiendas más de artesania, recuerdos, embutidos de la zona y también hostales y restaurantes. 

Espero que os haya gustado la visita, espero vuestros comentarios! 

martes, 29 de marzo de 2016

ZOOM8 EUROPEAN CHAMPIONSHIP 2016 - PALAMÓS


Como en la edición del 2015, esta semana santa se ha celebrado en la bahía de Palamós, el campeonato europeo de Zoom8, con la organización del Club Náutico Costa Brava - Club de Vela Palamós, y que ha resultado ser un éxito.

Se pudieron realizar un total de nueve pruebas con todas las climatologías posibles, poco y mucho viento, Tramuntana, Garbí, lluvia...Pese a todo, la llegada de la primavera trajo unas temperaturas más que agradables para navegar. 
Regatista del Club de Vela Palamós, Xavier Pallí, representando a España
Con la participación de 8 países: España, Rusia, Estonia, Dinamarca, Noruega, Suecia, Finlandia y Austria, los ganadores fueron los daneses, tanto en féminas como en el podio masculino, aunque lo compartieron con Rusia en segundas posiciones.
    
Os invito a visitar la galería completa en: CRISTINA CLARA FOTOGRAFÍA y a que dejéis vuestros comentarios! 

-